Actualidad

NOTICIAS, NOVEDADES...

Día Mundial del Medio Ambiente. Cata en Santiago

  • 11 Junio, 2018
  • Sin categoría
  • 0 Comentarios

Participación en el aspecto visual de la cata de agua

Nuestra compañera Rosa sigue realizando catas por la geografía española. La semana pasada llevó a cabo una cata en la ciudad de Santiago de Compostela en el hotel AC Palacio del Carmen junto con VIAQUA y el periódico El Correo Gallego. Este acto se enmarcó dentro de la semana del Día Mundial del Medio Ambiente de 2018. Este año el lema que ha escogido Naciones Unidas para celebrar este día, ha sido “Sin contaminación por plásticos” y concienciar sobre la calidad del agua de grifo y señalar las desventajas de consumir agua embotellada, ayuda sin duda a reducir este tipo de contaminación tan peligrosa. En estas actividades siempre se resalta que el agua del grifo es un producto muy controlado.

En la cata Rosa indicó que el agua de Santiago “es de muy buena calidad y muy baja en sales minerales, por lo que es necesario enriquecerla” para que cumpla los parámetros establecidos.

Entre los asistentes se encontraban el doctor Juan Gestal, exdecano de Medicina y catedrático emérito de Medicina Preventiva y Salud Pública; Sara Santos, presidenta de Hostelería Compostela; José Antonio del Rey, gerente de VIAQUA Santiago; Borja Golán, campeón de Europa de Squash; Lucía Freitas, chef del restaurante A Tafona de Santiago; Cristina Casas, adjunta a la gerencia de Operaciones de Viaqua; Diana Peleteiro, responsable de Calidad del Agua y plantas de VIAQUA en Santiago; y Arturo Reboyras, redactor de EL CORREO GALLEGO.

Los participantes pudieron probar cuatro aguas diferentes con el objetivo de identificar su origen. El contenido de tres de los vasos procedía de diferentes grifos compostelanos, mientras que una de las muestras era embotellada. En gran parte de Compostela se consume agua de la potabilizadora procedente del río Tambre, mientras que en algunas zonas es mezclada con la que se obtiene de los manantiales de la ciudad, que dependen mucho de las lluvias. Los participantes no cuentan con ninguna información previa a la cata. Como en catas anteriores, lo primero que se analizó fue el aspecto de las 4 muestras: transparencia, turbidez, coloración… para luego poner a funcionar el olfato de cara a extraer aromas: inodora, cloro, tierra, naturaleza, disolvente… Se finalizó el ejercicio con el paladar, para tratar de conocer su grado de salinidad, acidez, etc.

Hay un componente que en muchas ocasiones permite diferenciar el agua embotellada del resto en el olfato y en el sabor, y es el cloro presente en las procedentes de grifos. Es un componente que solemos diferenciar bien pero no hay que olvidar y así lo explicó Rosa, que es el componente que utilizamos para la purificación del agua como desinfectante. Con estos compuestos podemos garantizar que el agua no contiene componentes microbiológicos y si está en los límites que marca la normativa, es un componente positivo.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *